Ir a contenido
Atención a clientes: (55) 5898 7019 y 800 640 2222 : Condiciones de envío
Atención a clientes: (55) 5898 7019 y 800 640 2222 : Condiciones de envío
5 actividades del día del niño para jugar en casa

5 actividades del día del niño para jugar en casa

Esta próxima la celebración del Día del Niño, fecha que sirve de pretexto para recordarnos los derechos que tienen las niñas y los niños de todo el mundo, para no olvidar que, como cualquier ser humano, merecen todo el respeto de quienes los rodean, y que tienen la necesidad de vivir en un ambiente armónico.

Si se nos llega a olvidar, la Unicef nos recuerda que además de proveer educación, todos los niños tienen el derecho de crecer fuertes y seguros de sí mismos, y recibir el amor y el estímulo de sus familias y de una comunidad amplia.

Un tema fundamental es la obligación que tenemos los adultos de comprender que ningún niño o niña es un receptor pasivo de caridad, sino “protagonistas con la facultad para participar en su propio desarrollo”.

Además, a principios de este siglo, se firmó un nuevo pacto internacional llamado Un Mundo Apropiado para los Niños, que tiene el objetivo de promover un mejor comienzo en la vida y una buena salud, ofrecer una educación de calidad, protegerlos contra los malos tratos, la explotación y la violencia, y luchar contra enfermedades y los conflictos que los aquejen. 

Una de las mejores vías para propiciar el desarrollo armónico de los niños es la del juego. Si siempre tuviéramos presente que el grado de felicidad de los niños se refleja en su vida adulta, y que cada vivencia que tienen está conformando sus recuerdos de adulto, con seguridad les procuraríamos con mayor recurrencia el juego en un ambiente de total respeto. 

Los psicólogos han explicado ampliamente que el juego estimula las funciones de los hemisferios cerebrales, tanto para el desarrollo de habilidades cognitivas relacionadas con el cálculo y el razonamiento lógico, como para el desarrollo creativo. Y que tienen beneficios físicos, psicológicos y emocionales.

Mediante el juego, los niños pueden expresarse con libertad, y manifestar sus sueños y deseos, y también desarrollan la capacidad de decisión, sus intereses personales y valores tan relevantes como el respeto, la tolerancia, el trabajo en equipo y la solidaridad con el otro.

No sólo eso, cuando los niños juegan también expresan y desarrollan sus emociones y, al ser una actividad placentera, desarrollan sentimientos positivos y de bienestar, lo que indudablemente fortalece su autoestima.

Y si aún te faltan razones para jugar con ellos, debes saber que el juego propicia y mejora los vínculos familiares, pues mejora la comunicación y brinda un espacio para conocer a nuestros hijos.

Por esa razón, te proponemos que este Día del Niño, lo pases jugando con tus pequeños, con seguridad, será el mejor regalo que les puedas dar. 

Aquí te compartimos cinco actividades del día del niño para que puedas jugar en casa sin necesidad exponer a tus pequeños: 

1. El casino en casa.

¿Recuerdas los tradicionales juegos de mesa? Serpientes y escaleras, el Juego de la Oca, Damas chinas, Damas inglesas, Palillos chinos, incluso la lotería mexicana y la pirinola, pueden convertirse en aliados para pasar un par de horas en convivencia con los niños. 

Si es que aún no los conocen, este puede ser el momento ideal para presentárselos, y si ya los han jugado seguro les encantará la idea de volverlo hacer, sobre todo, si para acompañar añades alguna deliciosa botana de temporada: pepinos, zanahorias o jícamas con limón y sal o un poco de chilito piquín, además de agua fresca.

2. Como en el cine.

Un maratón de películas también puede funcionar si añades detalles como la simulación de una sala de cine, con luces apagadas, bowls de palomitas y sus intermedios que te permitan ir a la dulcería. 

Esta última función la puede desempeñar una mesa de dulces provista con pequeños bowls o charolas con algunos dulces preferidos por tus hijos, e incluso con hot dogs, frutas secas, etc.

3. Campamento en la sala.

Puedes organizar una noche de campamento en el jardín o, incluso, en la sala de la casa, por muy pequeña que sea. A los niños les fascina la posibilidad de poder armar su propia casa. 

Con mesas, sillas y hasta palos de escoba, pueden armar una casa de campaña, y disponerse a contar historias a media luz. Igualmente, puedes preparar una cena con sándwiches en charolas personales para que cada uno pueda sentarse alrededor de una lámpara, que simule el fuego, y disfrutar de la estrellada noche del techo de la casa. 

4. El señor inventor.

Puedes seleccionar unos tres inventos de esos que suelen sorprendernos por su sencillez y magia. Con dos vasos desechables o tubos del papel de baños y un hilo puedes armar un teléfono de tu cuarto al de tus hijos, o de su cuarto a la cocina. 

También pueden hacer slime, esa masa viscosa que les fascina sentir en las manos y con la que pueden moldear lo que se les ocurra. Hay numerosos tutoriales en YouTube que pueden ayudarte. 

Hacer un caleidoscopio con un tubo de cartón, espejos y cristales, que les permitirá observar figuras bellísimas, también es otra buena opción, igual puedes hallar tutoriales en la red.

5. Chef por un día.

También puedes proponerles a tus hijos que se conviertan en chefs por un día con tu supervisión. Ellos pueden elegir tres o cuatro alimentos sencillos para preparar: hamburguesas, sándwiches, ensalada, y disponerlos en una mesa, donde cada integrante de la familia pueda pasar a servirse el plato de su elección, y durante la comida pueden contar adivinanzas o chistes.

Artículo anterior Mamá se merece 365 días
Artículo siguiente ¡Expresa tu arte con Chinet!

Dejar un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer

* Campos requeridos